FRED KAPS

Para el mes de noviembre he elegido a un mago, el cual es muy querido por todos los ilusionistas y además uno de los magos más elegantes que ha existido. Estoy hablando de Fred Kaps.

fred-kaps3Abraham Bonger, que era como se llamaba realmente, nació en Rotterdam en 1926.

Fue sorprendido por primera vez con la magia por su hermano que había ido a la peluquería ese día y tuvo la suerte que al no quedarle ningún regalo propagandístico al peluquero, le obsequiara con un juego de magia. Abraham cuando vió como su hermano le arrancaba la cabeza a una cerilla para volverla a recomponer, sólo pensaba en que le creciera el pelo para poder ir a la peluquería.

Cuando llegó el día, Verschragen, (que era como se llamaba el peluquero), le enseñó el conocido juego de magia de las tres bolitas de papel, donde se esconde una de las tres bolas que tienes en la mano en el bolsillo, para que vuelva a reaparecer de nuevo en la misma mano. Abraham y Verschragen hicieron un trato ese día: hasta que no hubiera ensayado y dominado por completo el juego que le enseñara, no le volvía a enseñar otro.

Fue en 1939, con tan sólo 13 años, cuando se presentó por primera vez como mago ante un público, acompañado por su maestro Verschragen. Un poco más adelante conocería a Vermeyden, su segundo maestro, del que aprendió viéndole hacer magia.

 

En 1946, con 20 años de edad, tuvo que hacer el servicio militar. En pleno apogeo de la Segunda Guerra Mundial, fue enviado a Indonesia, donde ilusionaba a las tropas con su magia y donde pudo conocer a algunos magos de este país, de los cuales aprendió sus secretos ancestrales. Uno de ellos fue el juego del hilo roto y recompuesto que realizaba con el primer nombre artístico que se puso: Mystica.

Mystica

Fue 3 años después de estar en Indonesia cuando pusieron una bomba en el tren que custodiaban para proteger a los viajeros de asaltos guerrilleros. Cuando explotó la bomba que destrozó este tren por completo y provocó la muerte a toda su unidad, nuestro mago no escuchó nada, no vió nada, no sintió nada, porque justo ese día le dieron el día libre, salvando así su vida y toda la magia que vendría con él en los siguientes años.

Después de este acontecimiento, nuestro mago estuvo un año más en Indonesia realizando su show de magia en los campamentos militares en los que estaba, volviendo a Holanda con la edad de 24 años.

Fue entonces cuando se presentó al Congreso Mundial de la Federación Internacional de Sociedades Mágicas (FISM) en Barcelona en 1950, donde ganó el Gran Premio. Después de ganar este premio cambió su nombre Mystica por su nombre artístico definitivo: Fred Kaps.

Pero no quedó la cosa ahí, más tarde, en 1955 se volvió a presentar al Congreso Mundial en Amsterdam para volver a conseguir el Gran Premio de nuevo. Y como no hay dos sin tres, volvió a ganar el Gran Premio en el Congreso Mundial de Liège (Belgica), siendo el único mago del mundo que ha conseguido tres veces este premio en un Campeonato Mundial.

Después de esto, no sólo se hizo famoso en su país, sino que fue muy conocido por toda Europa, ya que no dejaba de salir en televisión, incluso llegó a tener mucha popularidad en Estados Unidos al salir en uno de los programas más conocidos del país, en el programa de Ed Sullivan, (Ed Sullivan’s Show), el 7 de febrero de 1964.

Además, no dejaba de actuar para gente muy influyente como los Reyes de Mónaco, Isabel II o incluso para Charles Chaplin.

En 1963 ganó el Mago d’Oro Internacional y en 1980 consiguió el Título Honorífico de Maestro (Master Fellowship) concedido por la Academia de las Artes Mágicas en Hollywood.

Fue un mago que dominaba todos los géneros de la magia: magia de cerca, manipulación, escena… pero sobretodo destacó por su número de la sal con el que concluía su acto. Una vez terminado todo su acto mágico, lleno de la más alta calidad y efectuado con una elegancia sublime, Kaps vertía sal en su puño cerrado y cuando abría la mano la sal se había desvanecido por completo. Entonces cerraba de nuevo el puño y era cuando a Fred Kaps le caía del puño un gran chorro de sal interminable, tanta que acababa la música de la orquesta y tenía que pedir que siguieran tocando. E incluso echaban el telón y sacaba su mano fuera porque aún seguía cayendo sal por todas partes.

Aquí os dejo su número de escena más famoso donde podreis ver la gran maestría que tenía este mago:

Fred Kaps nos dejó a los 54 años de edad el 23 de julio de 1980, siendo un gran ilusionista que vivió únicamente para dos cosas: la primera su familia, sus dos hijas Barry y Gaby y su esposa Nellie, que curiosamente era la hija de la persona que le inició en el ilusionismo, su peluquero Verschragen; y la segunda, como no, la magia.

fred-kaps2

Bueno, ya habeis descubierto los secretos más importantes de la vida de este mago. El mes que viene os espero de nuevo con otra biografía. Ya os daré alguna pista vía facebook y twitter para ver si sabeis de quién se trata. ¡¡Hasta nuestra próxima cita!!

 

Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>